Logística 4.0

El sector logístico es el más afectado con las demandas de los consumidores que buscan servicios cada vez más personalizados que se adapten a sus necesidades y horarios. Los consumidores piden que entreguen sus envíos en días y horas concretas, de aquí se define la logística 4.0, dando una posible solución ante esta problemática. 

Logística 4.0 se basa en el uso de medios digitales (4ta. Revolución Industrial) para el desarrollo de sus actividades. Estos medios permiten el flujo de datos con mayor rapidez, como el Big Data, donde es más fácil obtener, gestionar y tratar datos en gran volumen para conseguir información.  

Todas las herramientas se combinan con la logística para formar esta nueva tendencia, para agilizar al máximo todos los procesos para realizar el máximo número de encargos en el menor tiempo posible; sin reducir los estándares de calidad del servicio.  

Esta logística se caracteriza por basar sus procesos en varias herramientas tecnológicas. Una de las más importantes es el Internet de las cosas, todos sus procesos se rigen en dispositivos como sensores o procesadores que permiten transmitir a los clientes información detallada sobre el estatus de sus pedidos.  

El Internet de las cosas es una herramienta indispensable para empresas dedicadas a logística, ya que reduce drásticamente los costes de la empresa. Esta herramienta apoya a las empresas a ser capaces de adaptar sus existencias en función de la demanda, reduciendo costos derivados del exceso de stock. Además, permite optimizar las rutas de reparto por medio de la geolocalización y conocer la ubicación exacta de los clientes. 

Nuevos compradores, nuevas tendencias

Una de las opciones favoritas de los nuevos compradores, por encima de las compras en línea, son las tiendas automatizadas, sin personal y disponibles las 24 horas del día.  

58% de los consumidores que han visitado una tienda automatizada dijeron estar dispuestos a cambiar su experiencia de compra de minoristas sin tecnologías de automatización a otros que sí las tengan.  

Aunque las compras en línea han crecido, los clientes están interesados en compras físicas, siempre y cuando tengan el agregado de la experiencia de automatización. 

Implementar procesos de automatización puede ayudar a los minoristas a ofrecer soluciones sustentables y amigables con el medio ambiente, una de las principales demandas de los compradores. 

Algunos consumidores también prefieren comprar con minoristas que usan procesos automáticos para reducir el desperdicio de alimentos, consumo energético y empresas que proporcionen información de sostenibilidad relacionada con los productos.

Preferencias para última milla

La Asociación Mexicana de Venta Online realizó una radiografía sobre las tendencias o cambios de hábitos de los consumidores que realizan compras en el mercado digital. 

El estudio revela información de ayuda para las empresas que realizan el transporte de las mercancías para su entrega final, última milla. 

Entre las elecciones para última milla destaca el envío al domicilio (79%), envío a oficina/trabajo (31%), recogerlo en el centro de distribución (10%), recoger en tiendas físicas (6%). 

Las empresas de mensajería y paquetería se han enfocado en encontrar la forma menos costosa de realizar entregas, ahorrando tiempo y formando alianzas con tiendas de conveniencia. 

Lo que más valora el cliente final de la entrega es que la compra llegue en perfectas condiciones (53%), cumplir los tiempos de entrega pactados (18%), que la compra tenga garantía en caso de daño (15%), que sepa en dónde se encuentra a través de un número de rastreo (12%) y que la logística inversa sea fácil y rápida (1%). 

2 de cada 10 compradores en tiendas en línea ha realizado una devolución de la mercancía en el último año. 

Actualmente existen consumidores que investigan el producto por internet y realizan la compra en tienda física, o visitan la tienda física para conocer el producto para después comprar en internet. 

La preferencia de compra por dispositivo en México es el celular, siendo un país donde 73 de cada 100 habitantes tienen una línea de servicio con acceso a internet.  

Cómo van los mercados emergentes en México

En el Índice de Logística de Mercados Emergentes 2020, México retrocedió una posición, situado ahora en el 8º lugar dentro de la clasificación que mide anualmente las condiciones para los actores implicados en la cadena de suministro de las empresas.

Uno de los factores que llevaron al país a retroceder en el listado es el presidente de Estados Unidos, de acuerdo con el documento publicado por Agility, el operador logístico especializado en mercados de desarrollo y encargado del índice.

Aunque la relación entre México y Estados Unidos ha mejorado, debemos recordar que a finales de marzo 2019 el presidente del país vecino amenazaba a México con cerrar la frontera, o grandes secciones de ella, incluso aplicar aranceles de hasta 25% a los vehículos importados.

Las empresas mexicanas, maquiladoras o manufactureras de exportación, tuvieron que disminuir el ritmo de producción e incluso detenerla, provocando que los corporativos amenazaran con despidos o cancelación de contratos.

El índice mencionado al principio de la nota es un indicador de competitividad de los países en función de sus fortalezas logísticas internacionales y nacionales, sus oportunidades domésticas y sus fundamentos empresariales.

Los mercados que integran el Top 10 del Índice de Logística de Mercados Emergentes son: China, India, Emiratos Árabes Unidos, Indonesia, Malasia, Arabia Saudita, Qatar, México, Tailandia y Turquía.

Este reporte también ofrece los resultados de una encuesta aplicada a profesionales de la industria en logística, en la que se destaca su creencia de que en los próximos 12 meses se habrá de enfrentar una recesión económica mundial, derivada de la baja de volúmenes del comercio mundial, perspectivas inciertas de crecimiento y fricción continua entre Estados Unidos y China.

Sin embargo, no debemos de lado esa pequeña señal positiva de las economías de mercados emergentes que pudieron superar una serie de problemas como disturbios políticos y sociales, problemas estructurales, sanciones internacionales, sin perder mucho en el último año.

Hablemos del sector abarrotero

El sector abarrotero en México forma parte de una evolución en constante cambio, lo que ha generado grandes utilidades para los abarroteros que han sabido aprovechar las oportunidades que el sector ofrece en sus diversas áreas.

El canal mayorista abarrotero tuvo un crecimiento de 47.8% vs. año pasado, representando 51,517 millones adicionales en venta año contra año.

El constante crecimiento muestra que en este sector un porcentaje considerable para la economía del país, estamos hablando del 1.12% del PIB, además, hay un impacto directo en la generación de empleos directos por parte de la industria y proveeduría de productos y servicios, ofreciendo infraestructura y fuerza logística para lograr que estos productos lleguen a los puntos de venta donde son demandados.

La economía del país se ve favorecida por este impacto de empleos tanto directos como indirectos:

– 50,441 directos

– 50,000 indirectos en la industria

– 1,870,000 indirectos en el comercio

grafico-abarrotes